Con o sin ley es tiempo de atacar.

 

En un mundo donde leyes, reglas y normas de los autoritarios llenan nuestras vidas de represión y autocensura ( el paco interior), donde estas se alimentan fundamentalmente del miedo de la población; ya sea perder sus trabajos, la supuesta paz, el progreso, en fin tantos ámbitos en los que la represión abunda en estos tiempos de guerra social, todo esto con el fin de generar un pensamiento reformista y conformista en el ciudadano común, para poder obviamente convencerlos de que es necesario seguir la legalidad para dar paso a sus deseos más cotidianos, para poder manifestar cualquier tipo de descontento u o fin sin contar además que se deben seguir procesos burocráticos; los cuales les permitan bajo el marco de lo “legal” realizar todo tipo de actos,( hasta la manifestación popular del pueblo); es entonces cuando como pobladores e individuos/as pensantes nos damos cuenta de que estos “procesos” más que facilitarnos las cosas más bien existen solo con la única razón de entorpecer nuestros fines; solo para conseguir desmoralizarnos, y terminar con nuestra motivación inicial; entonces surge de esos sentimientos de descontento (que nos genera un sistema burocrático) la rabia; una rabia acumulada, produciendo que hasta el ciudadano más obediente; pierda cualquier miedo y se declare desobediente y decida tomar por sus propias manos la acción (huelgas, tomas de camino, toma de establecimientos públicos y barricadas entre otras) dándose cuenta de que para conseguir sus fines, no sirven de nada ni la legalidad, ni la burocracia.Ya hemos visto, hace un tiempo como se levantaban los pobladores de Aysén (Aunque todxs sabemos cómo termino la historia), además podemos mencionar los actos de los pescadores que actualmente luchan contra las autoridades por la llamada ley de pesca, que solo es una mierda para reducir la extensión de su trabajo, que en su caso es su principal sustento.Es esta fuerza con la que luchan nuestros hermanxs, esta Pérdida de miedo, la que necesitamos. que solo desde la vivencia diaria del descontento y la acumulación de constante rabia canalizada y direccionada nos moverá a defendernos con protesta, esta protesta violenta, que desestabiliza, que hace que los autoritarios tiemblen; esa fuerza junto a la convicción firme de no abandonar la lucha, de no dejar que los autoritarios nos llenen la cabeza con falsas promesas. Entonces me pregunto; necesitamos que otros nos permitan hacer lo que queramos, necesitamos sus leyes para manifestar con violencia nuestra rabia hacia los abusos que se Cometen con nosotros durante todas nuestras vidas, pues yo digo no, no debemos nunca más delegar nuestras responsabilidades a otros, no necesitamos más que otros nos gobiernen, ha llegado la hora de dejar de confiar en la autoridad y decidir por nosotros mismxs cuál es la vida que queremos vivir, por eso con ley o sin ley vamos todxs a protestar con rabia contra toda autoridad por que nos quiera sumisos, reprimidos y con miedo.

Emiliano de La Prisión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s